La más variada fauna, entre pensamiento, imagen, poesía y erotismo: ¡todo!, en definitiva.

16.3.08

Matemos a Jorge

Quizá los Jorges se terminen, como todo el mundo, muriendo solos.
Quizá entre un Jorge y otro, el abanico de posibilidades no deje de tener un lazo, un nexo que los vincule. Tal vez el blog de referencia sea un intento de documentar la sospecha de que somos apenas nodos de una maraña (red) universal.
No sé si un Guinzburg debiera compartir un espacio con Videla, de hecho la Argentina fue un espacio en el que convivieron ¿fueron iguales? ¿fueron tan diversos? la sola nominación, el homónimo no basta, pero, como diría Borges (otro Jorge) todo es posible en la vida, hasta la existencia de Dios. 'Matemos a Jorge' es un interesante espacio en el que se plantean interrogantes que van de uno a otro Jorge. La verdad no es necesaria, solo la especulación; su búsqueda.

Etiquetas:

16 Comments:

Blogger Tino Hargén said...

Está bueno el blog che! Aunque yo no usaría la palabra matar, por lo demás todo bien..

1:36 a. m.

 
Blogger Jorge Alberdi said...

Ojo Tino!: no tengo nada que ver con la autoría de dicho blog. Simplemente fui invitado a participar. Pero hay de todo, no solo matan Jorges, también suelen alabarlos un poco.

7:46 a. m.

 
Blogger diminui said...

si... matemos a jorge no da
yo mataría a los usnavy y a los masiosare...
pero no físicamente. mataría su acta de nacimiento

algo así

11:46 a. m.

 
Anonymous matemosajorge said...

El blog Matemos a Jorge nace como una forma de mantener alerta sobre la ausencia de Jorge Julio Lopéz. Desaparecido, por si lo ignoraban. Que la palabra Matemos es fuerte, seguramente, más violenta es la desaparición de Julio. Y es física, pero los argentinos dejamos pasar el tiempo comiendonos palabras llenas de aire.En este caso el nombre siempre queda en segundo plano. Este es un hecho creativo que demuestra que a través de un nombre se puede mostrar un mundo.

10:05 p. m.

 
Anonymous Ventrílocuo said...

Más claro? No ¿verdad?. Demasiada claridad enceguece, como la oscuridad.

11:31 p. m.

 
Blogger Tino Hargén said...

Respondo al comment de “matemosajorge”:

Primero, ignoraba que este blog estaba dedicado a la desaparición de Julio Jorge López, no apareció eso en las notas que leí. Segundo, no se que tiene que ver la desaparición de Julio Jorge López y su hasta ahora nula investigación de parte del gobierno con que a mi me disguste el uso de los símbolos de la muerte en un blog o esas fotos de personajes baleados, del mismo modo que me disgustan los jueguitos electrónicos que convierten a la muerte en un juego. No me gusta ese tipo de humor, por lo demás el blog es realmente creativo y me divertí bastante con algunos post como los que dedican a Jorge Rial y a otros personajes.

¿Se puede opinar diferente, no?

6:09 p. m.

 
Anonymous Jorge said...

Se puede opinar. Siempre se puede opinar, los argentinos somos especialistas en eso. Se nos va la vida opinando, y nos dan vuelta no se nos cae una idea. Muertos de hambre y desaparecidos. De eso no opina nadie. Se puede opinar diferente. Se puede sentir diferente. Ojala este país sea diferente.

7:35 p. m.

 
Blogger Jorge Alberdi said...

No voy a ser leve, como Pedro: conozco a uno y otro, y digo: seguro que el enemigo no está entre nosotros. Lo que no quiere decir que no exista.

8:45 p. m.

 
Blogger Tino Hargén said...

Jorge, sigo sin entender la relación entre los desaparecidos, los muertos de hambre y mi gusto o disgusto por el uso de la palabra matar o determinada estética del humor elegida para ilustrar una serie de textos, que por otra parte dije desde mi primer comentario que me gustaban. No se por qué se mezclan cosas que a mi entender nada que ver, ya que a mi me parece excelente que un blog se plantee mantener la memoria activa sobre el caso López, pero de eso no se trataba mi comentario.

Lo que no entendí es el nexo que liga a dos ideas como "que la palabra Matemos es fuerte, seguramente, más violenta es la desaparición de Julio"

Obviamente que la desaparición impune en plena democracia de una persona que tuvo el coraje de atestiguar para meter preso a uno de los más siniestros torturadores del proceso es un tema de una entidad totalmente superior a cualquier disquisición menor, pero no son campos comparables ¿acaso porque existe la desaparición estoy obligado a que me guste cualquier uso de la palabra "matemos"?

8:51 p. m.

 
Blogger Pablo Giordano said...

Hay palabras más fuertes, como: Pinchila.

1:25 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

A Tino no le gusta la palabra Matemos. Tino tiene una palabra hermosa por nombre. Tino lleva su moral colgando de su boca, juzgando, emitiendo juicios de valor con la impunidad de los que se las saben todas. Tino seguramente, le mostró el blog a su mamá, y esta le dijo. "Ay nene, esto es la internet".

Mariela de Colegiales.

1:45 p. m.

 
Anonymous Ventrílocuo said...

La mierda que se pone áspero el espacio!!
¿y todos se conocen che?

3:38 p. m.

 
Blogger Tino Hargén said...

No se ventrilocuo cual es el drama. A lo mejor hay algún histeriquito que no se banca que alguien omita adularle incondicionalmente el blog para decir que no le gusta algo.
Pensar que creen que con esa actitud de vedette de la televisión van a combatir "el hambre y las desapariciones" dejate de joder.....

12:30 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Había salido facho Tino, banalizar, ese es su fuerte.

Mariela de Colegiales.
(No tengo blog)

12:49 a. m.

 
Anonymous Ivan said...

Estoy totalmente de acuerdo con Tino y hay que bancarse las diferencias.

12:52 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Tino se llama Jorge.

Gargamuza.

12:42 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Volver al principio