La más variada fauna, entre pensamiento, imagen, poesía y erotismo: ¡todo!, en definitiva.

24.1.08

BOLETOS PASES Y ABONOS

Otra vez. Esa manía de marcar las páginas del libro que leo con pasajes; boletos; entradas a espectáculos…
Como en el caso de Ada or ardor, abrí un libro de Francisco Madariaga, “el tren casi fluvial”, y cayeron dos entradas para el cine El Cairo, fechadas el 29 de mayo de 1991…
¡Dos entradas! Si hubiese sido una solamente, creo que lo hubiese tomado a la ligera, como otra de las tantas cosas que caen cada vez que abro un libro, pero dos… ¡cuántas preguntas a mi paupérrima memoria! Lo inquietante es que fui con otra persona, y que la entrada probablemente la haya abonado yo, que no tengo por costumbre pagarle a hombres. Por el contrario, en general me gusta asistir solo, salvo que me acompañe alguna mujer, y no cualquier mujer.
Le doy vueltas, pero no recuerdo quién. Si al menos recordase la película, sería más fácil. Busco en la Web alguna referencia a la programación del cine en esa fecha, alguna reseña histórica, y me encuentro con los avatares de la lucha, durante el pasado año, para que El Cairo no cierre. Por el momento, se salvó del triste destino de la arenga religiosa o de las estanterías de un supermercado.
Por otro lado me sorprende el tiempo que hace que no releo a Madariaga. A su muerte, Floriano Martins, desde Brasil, se preguntaba cuántos brasileños conocían a este poeta argentino, yo me preguntaría cuántos argentinos lo conocían.
Tuve que transitar el litoral, en especial Corrientes, para asociar el frenesí de mis años de descubrimiento del Surrealismo, con el paisaje, y maravillarme con la perfecta fusión de la poética de Madariaga.
Tengo un recuerdo, pero no puedo precisar la fecha. Ocurre en el salón de actos de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario, colmado por estudiantes y adictos a la Poesía. Uno de los expositores fue Francisco, quien subió totalmente borracho y en el transcurso de su declamación, poseído, golpeó el micrófono y tumbó la jarra de agua sobre los otros lectores desbaratando el acartonamiento del evento. Después bajó y se sentó entre el público, mayoritariamente femenino. Algunas de mis compañeras de estudios, futuras atildadas e insufribles maestras de lengua que asistían porque, con seguridad, la jornada sumaba a su currículo, fueron las destinatarias de sus abiertos elogios a la belleza. De pronto, un murmullo generalizado y las que lo rodeaban comenzaron a levantarse, en medio de exclamaciones y risas histéricas, y lo fueron dejando sentado solo. Ahí estaba, Francisco Madariaga, en uno de sus últimos atentados poéticos, risueño, entre los sonoros pedos que, deliberadamente, dejó escapar. No recuerdo nada más, con lo cual, deduzco, debe haber sido lo único interesante de esos días.

Etiquetas:

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

EsA es la magia absoluta de los libros......descubres un mundo nuevo en cada reencuentro con aquellas paginas, las escritas por el autor y las escritas por uno mismo en este gran libro que llamamos VIDA.
Saludos
GUADALUPE
BESO POETICO

2:35 p. m.

 
Blogger DudaDesnuda said...

No lo tenía a Francisco Madariaga, ya lo salgo a buscar por la red.
Triste destino el no recordar quien te acompañó a ver la película. Triste para tu acompañante, claro. No importa que no lo sepa.

Besos y películas.

11:37 a. m.

 
Blogger TICTAC said...

'y no cualquier mujer.'
y no la recuerdas... hmmmm es dificil impresionarte, entonces.
:-))))

3:50 p. m.

 
Blogger TERESA said...

Los libros ya tienen su propia magia de por si y tu ademas le añades la tuya propia guardando cositas en ellos....Me gusta esa mania tuya.

3:58 p. m.

 
Blogger El said...

Me había quedado con la gaseosa anécdota de Madariaga y no había caido en cuenta, hasta que leí los comentarios, lo cierto que resulta eso de que entretejemos nuestras historias con las historias de nuestros libros. Ya mismo me pongo a revisar entre las páginas de los de mi biblioteca haber que me encuentro.

5:02 p. m.

 
Blogger anais said...

Perdon que me entrometa con algo que no tiene que ver con nada,
pero...

¡¡ES CARNAVAL!!

Que lo pasen bonito,
y que Momo nos proteja!!!!

3:29 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Volver al principio